Una exposición en Londres reúne la mayor muestra de foto retratos tomados por el celebre artista americano.

 

Antes de la aparición del fenómeno selfie, y de que cada uno de nuestros móviles se convirtiera en una poderosa arma con la que representar, de manera más o menos estética, los objetos que nos rodean, un hombre de Memphis ya había descubierto el valor de lo cotidiano.

Frescura, costumbrismo y color, mucho color, en unas fotografías con las que William Eggleston supo transgredir los cánones establecidos, y con las que ha sabido transmitirnos las pulsaciones de su Memphis natal. De sus gentes, sus paisajes y sus rincones.

Ahora, la National Portrait Gallery de Londres organiza la exposición más amplia de retratos hechos por el fotógrafo americano. Una muestra que puede visitarse desde el pasado 21 de Julio, y que permanecerá abierta hasta el próximo 23 de Octubre de 2016.

 

williameggleston-01

 

Bajo el nombre William Eggleston Portraits, la exposición, que cuenta con más de 100 retratos, obras inéditas y composiciones monumentales, se convierte en una guía con la que poder ver la evolución del trabajo de Eggleston. Centrada en el subgénero de los retratos fotográficos, la muestra avanza desde algunos de sus primeros trabajos en blanco y negro, fechados en 1960, hasta llegar a nuestros días, con una selección de algunas de sus últimas fotografías.

 

williameggleston-02

 

Premio PHotoEspaña en 2004, Eggleston está considerado como una leyenda viva del arte, y de la fotografía. Era 1976 cuando el MoMa, el Museo de Arte Moderno de Nueva York, organizó una exposición de carácter individual con obras del artista, convirtiéndolo en el primer fotógrafo en exponer unas fotografías a color dentro de las paredes de un museo. Un punto de inflexión en la historia de la fotografía que causó un gran impacto mediático, haciendo enloquecer, y poniendo al borde de la histeria, a más de un crítico de arte. Hasta ese momento, solo se le reconocía valor artístico a las fotografías tomadas en blanco y negro, y por primera vez, unos trabajos de una calidad indiscutible, exaltación de lo cotidiano y a color, cambiaban esa premisa y reconocían la fotografía a color como un método valido de expresión artística.

vía Wmagazine

 

[ Artículo publicado en Vein Magazine]

Anuncios