Lugar de coloquios y encuentros, por ella han pasado autores del talle de Alberti, Miguel Hernandez o Neruda.

 

Lugar de encuentro para literatos, poetas, dramaturgos y amantes del buen comer, se dice de La Carmencita que es la segunda taberna más antigua de Madrid, y la más castiza.

Concurrida por los miembros de la generación del 27, por ella ya pasaron Neruda, Alberti, Vicente Aleixandre o Miguel Hernandez, quien entre sus platos, cuchillos y cazuelas, se inspiro para trazar los versos de su libro “El rayo que no cesa”.

Después de permanecer cerrada por algún tiempo, La Carmencita volvió a abrir sus puerta en el año 2013, en el número 16 de la calle de La Libertad.

 

lacarmencita-01

 

Reconvertida ya en templo de lo autentico y lo ecológico, su carta se compone de una exquisita selección de platos provenientes de la tradición más castiza. Desayunos, comidas, meriendas y cenas donde, respetando siempre la calidad del producto, se garantiza la potencia y la naturaleza del sabor de cada plato. Un lugar donde la leche es leche, los huevos son huevos, y en el que se recupera el vermú como tradición inmaterial de las horas de Madrid.

Lugar de desayunos con aroma a café de comercio justo, y donde degustar tradicionales tortillas a la hora del almuerzo, sus comidas terminan en coloquios de media tarde aderezados con tartas de centenaria tradición. De La Carmencita son famosas sus cenas y recenas, que servidas hasta las dos de la madrugada, hacen de cada comensal, ya sea oriundo o forastero, el gato más pardo de todo Madrid.

 

Taberna La Carmencita
C/ de la Libertad, nº 16 · Madrid

 

[ Artículo publicado en Fuet Magazine]

Anuncios